La sonrisa es característica en las personas con Síndrome de Angelman, aunque no se sabe porqué es tan frecuente en ellos. Algunos estudios del cerebro usando MRI o CT no han mostrado ningún defecto que haga pensar en un sitio para una anormal risa. De hecho el cerebro en ellos no se muestra afectado físicamente. Más recientemente, los avances en neuroimágenes han ayudado a los investigadores a develar que las regiones corticales y subcorticales del cerebro están asociadas con la risa en las personas normales. Específicamente, los resultados de estos estudios indican que las vías nerviosas para el proceso de la risa incluyen parte del lóbulo frontal del cerebro, relevante para los procesos cognitivos; el área motora suplementaria, importante para el movimiento y los núcleos accumbens, asociados con el placer. El área motora suplementaria está principalmente involucrada con los aspectos motrices del humor (la risa y la sonrisa).

Su sonrisa puede llegar a aparecer desde la temprana edad de 1 a 3 meses. Se muestran risueños, como felices, en todo momento. Sin embargo pueden también tener algunos momentos de irritabilidad e hiperactividad, gritos, chillidos, y sonidos guturales son algunas de las características predominantes.

Aunque los niños con SA experimentan una variedad de emociones, lo que predomina es la apariencia feliz.